Soynadie

6 octubre, 2012

España no es Enron, pero corre el riesgo de parecer Rumasa

Filed under: General — soynadie @ 12:03

No sé si conocen el chiste en el que un conductor va en dirección contraria por la carretera y oye por la radio… “tengan cuidado, que hay un conductor suicida y él grita: ¿Uno? ¿Qué dice? Son cientooooos”. Al pensarlo me viene a la mente cuando se rechazan los análisis y comentarios internacionales sobre España como malintencionados. España hoy preocupa, pero si no escuchamos y ponemos las medidas para solucionar la crisis de deuda, corremos el riesgo de que pasemos de ser una preocupación a que nos ignoren.

No se puede decir que haya sido una semana de éxito para la marca España. Nos citan como anti-ejemplo de Estado hipertrofiado en el debate Romney-Obama, la UE desconfía de los objetivos de 2012 y 2013, situamos la recuperación en 2014 y nadie lo cree y nos comparan con Enron. No me gusta, me hiere mi orgullo, pero debemos prestar atención.

Los continuos vaivenes y mensajes contradictorios sobre la petición o no de rescate no son casuales. La realidad es que España es imposible de rescatar. Costaría un billón de euros, según estimaciones de Moody’s y Egan Jones, y hay que buscar fórmulas para evitar el impacto sobre la Eurozona.

La reunión de presidentes de Comunidades Autónomas fue un ejemplo de “accidente en cadena” para muchos inversores. Se hablaba de compromiso, pero eso sí, de “repartir el déficit”-más deuda-, de apoyo incondicional –más deuda- y de “políticas de crecimiento” –más deuda. Aquí no se recorta gasto político y, además, van a intentar incrementar el déficit. Cuando lean déficit, lean “pérdidas”. Y lean más impuestos.

Esto es lo que hay que evitar. Chris Mahoney piensa que el país no es que tenga un problema de deuda, sino que, como Enron, tiene una enorme dependencia del crédito “para aparentar crecer” y sin crédito su espejismo de PIB se desvanece. Dice Mahoney que España depende de “dar una imagen positiva” para seguir accediendo a más deuda. Por eso necesita crear la “ilusión de crecimiento futuro”, para atraer más deuda que mantenga el espejismo de riqueza y alimente la bola de nieve de endeudamiento.

Por supuesto, discrepo. El esquema de endeudamiento eterno nos lleva a que “si corres, te duele y si te paras, te mueres”, como dice un amigo mio. Pero es un mal de toda la OCDE, solo que aquí nos tomamos la fiesta a lo bestia y la resaca será mayor.

España no es Enron. Puede parar la bola de nieve en una semana cercenando el despilfarro. En el debate entre Romney y Obama tuvimos el dudoso honor de ser nombrados como anti-ejemplo de gasto público hipertrofiado, y eso que Mitt Romney tuvo a bien olvidar la deuda y gasto de los entes públicos cuando dijo que nos gastamos el 42% de nuestros recursos en el gobierno. Si se llega a enterar del verdadero peso del sector público en la economía le da un pasmo.

Enron no podía cortar deuda porque sus activos simplemente no existían. En España la deuda privada del país, por enorme que sea, está soportada por activos, mejores o peores pero vendibles, y puede reducirse con desinversiones y ampliaciones de capital.

El riesgo de España no es ser Enron, sino que se perciba como a una especie de Rumasa, creando una enorme telaraña opaca de exposiciones cruzadas bancos-estado-empresas que esconde deuda y mantiene valores de activos ficticios, escondiendo deuda entre favores y amiguetes. De ello solo se sale con más inversión extranjera, luz y taquígrafos. Y se puede.

¿Por qué dudan que España vuelva a crecer?

Cuando Sean Egan alerta de que España no crecerá durante cinco o diez años lo que analiza es la incapacidad de generar demanda industrial e inversión productiva con un gasto y deuda monstruosos y una carga impositiva enorme. Si mantenemos la política impositiva confiscatoria, la inseguridad jurídica y el peso monstruoso del Estado, efectivamente, tendrá razón. Si volvemos a la prudencia -que la tuvimos-, la recuperación -como economía ultra-cíclica que es la española- también llegará antes de cinco años. Seamos realistas, las exportaciones están mejorando un 15% y la inversión extranjera repunta ligeramente, no para tirar cohetes, ni de lejos. Queda mucho desapalancamiento, porque la reducción de deuda pública y privada de verdad aún no ha comenzado de manera agresiva.

Los inversores y analistas no dejan de alertar, como el que ve un choque en cadena, que el problema de España es que carga cada vez con más compromisos financieros sin exigencias contundentes.

Merece leerse con cuidado lo que dice la agencia independiente Egan Jones –una de las pocas a las que realmente siguen los inversores- cuando rebajó la calificación de España la semana pasada. Citan como elementos más importantes la destrucción de tejido industrial, carga excesiva de las Comunidades Autónomas y los rescates bancarios. Recordemos que cuando empezó el año se repetía que las necesidades de capital de la banca eran de un máximo de 40.000 millones y la cifra oficial ya ha subido a 60.000 millones, mientras muchos analistas asumen necesidades de capital de 200.000 millones.

Rescate tras rescate

El problema es que en el círculo vicioso estado-cajas-deuda-gasto-regiones nadie quiebra, no hay responsabilidad crediticia y, por lo tanto, se incentiva la mala gestión. Y ojo, que dentro de poco –me temo- hablaremos de rescate al sector automovilístico. Espero equivocarme.

Veo que el mercado de deuda, aprovechando el efecto Draghi, está intentando acumular seguros de impago -CDS a cinco años- españoles, aunque el volumen es mínimo. Se perciben los siguientes problemas que costarían al Estado 60.000 millones más de lo esperado en 2013, llevando el déficit muy por encima de los objetivos:

* Dar apoyo total e incondicional a las Comunidades Autónomas. Ya casi han consumido el Fondo de Liquidez con unas condiciones extremadamente suaves. Y lo que se les da no se deduce de otro gasto central, que es lo que se debería hacer si, como dicen, “las Comunidades Autónomas son esenciales para el país”. A ver qué gobierno se atreve a intervenir a Valencia o Cataluña.

Las Comunidades Autónomas suponen 191.000 millones de deuda viva, el18% del PIB. Todo garantizado. Pero teniendo al Estado como garante, además, entran los incentivos perversos. Te rescatan pero no se atreven a intervenirte. Y si te intervienen, paga la factura el contribuyente sea como sea. Y entonces montas unas cuantas manifestaciones por la “dignidad de la región” y fiesta otra vez. Las Comunidades Autónomas se quejan de que su déficit individual es muy bajo. Recuerden: déficit = perdidas = más impuestos. Suponen juntas el 33% del total. En lo que tienen razón es en que el Estado central es tan deficitario y ruinoso como los regionales.

* Apoyo incondicional a las cajas quebradas. El sistema bancario español supone un 340% del PIB y, además, está extremadamente expuesto a deuda soberana. Ya saben que no solo son los bancos domésticos, sino en particular las cajas más problemáticas, los que compran esas emisiones de deuda “exitosas” del Tesoro. Se usa el dinero para inyectar en bancos quebrados que, a su vez, utilizan ese dinero para comprar deuda soberana, porque si no se rescatan esas cajas ¡oh sorpresa! se acaba la demanda de bonos. Rescate interno. Con un porcentaje de préstamos de difícil cobro, que ya alcanza el 9%, y la caída de depósitos es muy probable que veamos otra ronda de “rescates” a cargo del Estado en 2013.

* El banco malo comprará activos inmobiliarios, no con un enorme precio de descuento, sino a “valor estimado” (“economic value” lo llaman), es decir, que a largo plazo todo subirá. Con ello se necesitará una inyección de capital público para sostener las finanzas del banco malo mientras ponen en venta esos inmuebles, si se venden. Y cuanto mas tarden en venderlos, más inyecciones de capital público necesitarán. Todo esto se hace para que “fluya el crédito” a la economía real. Sin embargo, los bancos no pueden recapitalizarse como pide la UE y a su vez prestar a una “economía real” que ve impuestos crecientes y márgenes en decrecimiento. Eso es como soplar y sorber.

CDS europeo contra España. Una locura

En la Unión Europea están enormemente preocupados. Dudan –no solo los “malvados anglosajones”- de nuestros objetivos de déficit de 2012 y los presupuestos de 2013 y, aunque repitamos que necesitamos tiempo y que estamos haciendo los deberes, no lo tenemos. Están tan preocupados que, después de criticar los seguros de impago, los CDS, durante años, y ante la magnitud del posible problema, que un amigo del FMI me cifraba entre 700.000 millones y un billón de euros, la propia UE y el BCE están estudiando la posibilidad de emitir seguros de impago europeos para el rescate español, según Bloomberg.

Una receta para el desastre, porque pone en evidencia que la propia UE no se fía de la capacidad de pago de España y busca atraer -“colocar”- a inversores extranjeros el papelón del rescate, asegurándoles ante un impago de España. ¿Qué ocurre? Que como lo hagan se dispararán los CDS, que contagiarían a la deuda soberana, pero también a la deuda del Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM).

Un problema de deuda no se soluciona con más deuda. Si paramos los rescates e instauramos la responsabilidad crediticia incuestionable los CDS, la deuda, el riesgo España y las sorpresas negativas en la ejecución presupuestaria probablemente se reducirían enormemente. Cuanto más se retrase el proceso de reducción del endeudamiento por el lado del gasto, más tardará la recuperación y el incremento de los ingresos. Pero parece que da igual. Mientras demos la patada hacia adelante y consigamos colocar el riesgo, todo va bien. Porque “a largo plazo todo crecerá”. Y ya vendrá alguien a pagar la deuda. Si en vez de planificar para ingresos estimados planificasen para asumir gastos máximos, no estaríamos donde estamos.

Fuente: http://www.cotizalia.com/opinion/lleno%2Denergia/2012/10/06/espana%2Dno%2Des%2Denron%2Dpero%2Dcorre%2Del%2Driesgo%2Dde%2Dparecer%2Drumasa%2D7527/

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: